Archivos para enero, 2015

La Nueva Medicación para el TDAH

La Nueva Medicación para el TDAH se llama Elvanse y es una anfetamina modificada que actúa como estimulante en las áreas cerebrales afectadas en el TDAH.

Cómo soy consciente por la repercusión creada por mi anterior artículo “El Tratamiento Farmacológico del TDAH” voy a aprovechar para explicarte con detalle La Nueva Medicación para el TDAH, Elvanse. Tanto si tu como tu hijo tenéis TDAH y ya tomas algún tratamiento, como si piensas que alguno puede padecerlo y te da miedo el tratamiento farmacológico, te voy a resolver todas las dudas de este medicamento.

¿Es nuevo?

Aquí siempre vamos con retraso. Es nuevo en España, porque en oros países ya lleva años usándose y de hecho el primer fue Estados Unidos en 2007, sí, con 7 años de retraso llegó a España. Ahora mismo ya se está usando en un número importante de países y hay una gran experiencia con él.

¿Por qué se llama Elvanse?

Elvanse no es nada más que el nombre con el que se comercializa, de hecho en Estados Unidos se vende como Vívanse. En esto siempre hay un poco de marketing y la autorización de las agencias del medicamento de cada región.

¿De qué laboratorio es? ¿Quién lo vende?

El laboratorio que lo fabrica y comercializa es Shire. Shire es u laboratorio de origen británico que lleva años trabajando en el área de la Neurología y en concreto del TDAH. Además del Elvanse también comercializa el Equasym (Un tipo de Metilfenidato) que ya está disponible desde 2013 en España, y el Intuniv (Guanfacina de liberación prolongada) que aún no tenemos disponible aquí.

¿Qué sustancia lleva el Elvanse?

Aquí ya empezamos a entrar en temas muy interesantes. ¿Por qué? ya verás. La sustancia que lleva el Elvanse es Lis-Dexanfetamina. Sí, una anfetamina. Si no lo sabías es bueno que lo conozcas.

En el mundo del TDAH hay mucha información poco clara que gente con mala intención aprovecha para desprestigiar e incluso insultar a los profesionales que nos dedicamos a a esto. Hay quien dice que el TDAH no existe y que nos dedicamos a drogar a los niños que dan la lata o van mal en el colegio. Que estos medicamentos son drogas y los que lo toman acaban con el cerebro destrozado.

Para todo aquel que dice algo parecido a eso tengo solo una respuesta. Que vengan a pasar un día conmigo en la consulta escuchando a las familias de los chicos con TDAH, que entiendan sus problemas, sus dificultades, sus dramas. Que les pregunten como se encuentran con el tratamiento, que piensan de él, cuánto tiempo llevan tomándolo y si les ha hecho algún daño.

No hay más ciego que el que no quiere ver ni más sordo que el que no quiere oír. A todos esos que argumentan contra el TDAH, realmente no les interesa la realidad, solo la notoriedad mientras que las familias que lo sufren deben pelear cada día para se les reconozcan sus derechos sanitarios y educativo

¿Cómo es que su usa una anfetamina para el tratamiento del TDAH?

Pues es muy sencillo. el problema biológico, es decir, en el funcionamiento del cerebro de las personas que tienen TDAH, es un mal funcionamiento de unas sustancias (llamadas neurotrannsmisores) que se encargan de mandar la información de una neurona.

Estos neurotransmisosres son la Dopamina y la Noradrenalina y lo que les pasa es que en vez de llevar la información de una neurona a la siguiente, se vuelven demasiado rápido a la primera. Es decir, es como si olvidaran el camino, igual que a los chicos con TDAH.

Podéis leer más sobre este mecanismo en mi artículo “Entender el TDAH es e Primer Paso” donde te detallo más el proceso y además tendrás algunos videos muy interesantes sobre el mecanismo.

El tema es que la Anfetamina lo que hace es conseguir que la Dopamina y la Noradrenalina lleguen correctamente a su destino, envíen la información y la persona pueda concentrarse…

Pero… ¿Eso está probado? Me da miedo, no quiero usarlo

Claro que sí. Te garantizo que si no fuera así, ninguno de los especialistas que nos dedicamos a esto podríamos hacerlo. El Elvanse tiene una serie de características muy importantes que además de favorecer su buen funcionamiento, evitan los riesgos que puedas pensar que llevan aparejados las anfetaminas.

Te lo cuento con detenimiento.

El Elvanse es un medicamento con una forma de actuar completamente diferente a la de los tratamientos previos para el TDAH. Es un estimulante como el Metilfenidato pero actúa mediante una tecnología llamada Profármaco.

Esto solo quiere decir que el medicamento como tal no tiene ningún efecto hasta que se metabólica dentro del organismo después de tomarlo por vía oral. Esto hace, que aunque se trate de cápsulas que se pueden abrir y disolver en agua o en cualquier otra sustancia, no haya posibilidad de uso indebido por otras vías, ya que no funcionaría.

ElvanseElvanseEsquema Elvanse 3

Una vez que se toma el medicamento, pasa directamente a la sangre sin tener metabolismo a través del hígado. Esto facilita mucho la tolerancia al mismo así como disminuye la necesidad de hacer analíticas de control.

Finalmente el medicamento llega a la sangre para que se pueda ir “metalizando”. Esto consiste en que unas moléculas de los glóbulos rojos llamadas “enzimas hidrolasas” separa la anfetamina de su acompañante para que pueda pasar la barrera del cerebro y llegar a hacer su función en las neuronas.

¿Qué riesgos tiene tomarlo?

Pues ni más ni menos que con el resto de tratamientos que ya existían comercializados en España para el TDAH. De todas formas, como se que te preocupan los posibles efectos secundarios del tratamiento y que en internet hay muchas barbaridades escritas sobre el tema, te lo voy a dejar bien claro.

  • A Corto Plazo:
    • Menor Apetito: Esto es señal de que está funcionando el tratamiento.
      • Es verdad que al inicio del tratamiento puede notarse menos ganas de comer. Aunque esto suele ocurrir de forma transitoria y se normaliza en pocas semanas en la mayoría de los casos, hay madres y padres a los que os preocupa mucho porque tu hijo es muy delgado. A vosotros os digo que no os preocupéis. Al final todo se normaliza.
      • En otras ocasiones tienes un hijo que debido a la ansiedad que presenta a consecuencia de los problemas del TDAH, come de forma impulsiva e incluso tiene más peso de la cuenta. A estos chicos tener menor apetito y tener menos ansiedad les viene de maravilla para la alimentación. Si hablamos de chicas adolescentes tiene aún más relevancia.
    • Insomnio:
      • Es habitual que los chicos con TDAH tengan problemas para quedarse dormidos.Habrás visto que tu hijo busca cualquier excusa para no meterse en la cama. Por la noche se pone nervioso y no hay manera, quiere dormir contigo, con la luz encendida… Esto se debe a una alteración de los ritmos del sueño en el TDAH
      • El tratamiento no provoca insomnio si se toma a la hora correcta, por la mañana. E incluso se nota mejoría en muchos chicos al empezar el tratamiento porque al estar más tranquilos durante el día, son capaces de dormir mejor
      • No olvidéis la importancia del ejercicio físico para estos chicos. Les mejora la llegada de sangre al cerebro y les relaja soltar ese exceso de energía.
    • Efecto Rebote:
      • Todo proceso cerebral requiere unos días para adaptarse a los cambios. A mi me pasa a menudo cuando viajo fuera de España y tengo que usar el Inglés. Tardo 2-3 días en acostumbrarme y coger fluidez. a la vuelta me pasa lo mismo, necesito adaptarme.
      • Pues para este tratamiento también necesita adaptase el cerebro. No podemos querer que todo cambie de un día a otro. Para evitar que nuestro cerebro se enfade y pasemos unos días demasiado nerviosos, tenemos que poner el tratamiento desde dosis bajas y luego ir subiendo para ver que dosis es la que funciona.
  • A Largo Plazo
    • Peso: Como te he dicho antes el tema del apetito es transitorio y se normaliza
    • Altura: La altura no se afecta, crecen lo que tienen que crecer y como ejemplo un botón. Tengo varios chicos en la consulta que antes de ver estaban en tratamiento con Hormona del Crecimiento por Talla Baja y que tras detectarse el TDAH, han empezado el tratamiento sin problemas y sin que se afectara la evolución de la altura.
    • Efectos Neurológicos: Esto quiero dejarlo claro. No hay ningún efecto neurológico perjudicial en el cerebro por la toma continuada de Elvanse. Lo que se produce es una aceleración en la maduración de las áreas cerebrales que no funcionan bien en el control de los neurotransmisores del TDAH.

¿Que beneficios puedo conseguir para mi familia?

Pues en los niños hay un claro potencial de beneficio en los diferentes ámbitos de la vida

  • Académico:
    • Las notas no son lo más importante de la vida, pero hay unos mínimos que se deben cumplir. Tengo un compañero que dice que si queremos que un chico saque mejores notas lo más efectivo es cambiarlo a un colegio con menor nivel. Esto como gracia está bien pero lo que quiere decir con ello es que lo que importa es la capacidad de aprendizaje.
    • Que un chico pase de suspender 4 o 5 asignaturas a sacar una media de Bien o Notable en una evaluación es más que importante para tí pero también para él. Los padres no queréis que un chico saque una nota determinada, sino que el esfuerzo que realizan sea recompensado proporcionalmente. Esto en el TDAH no siempre es así.
  • Escolar:
    • Con Escolar nos referimos con al tema de notas sino a la capacidad de relación en ese ambiente. Sabes muy bien lo complejo que es el ambiente escolar para cualquier niño. Más aún para un chico con TDAH que tiene problemas académicos y que tiene que sufrir a los demás compañeros diciéndole que no se entera, que deje de molestar, que suspender todo… Esto les hace ser inseguros por naturaleza.
    • No quiere dejar de lado el elevado riesgo de acoso escolar que sufren estos chicos por su forma de ser. Tenéis que estar alertas porque ellos no os lo van a contar.
  • Familiar:
    • El día a día de una familia con una persona con TDAH es complejo. Si además hay alguien más o te cuento. Tengo varias familias en la consulta en las que 2 hijos tienen TDAH, algunas con TDAH y Asperger, otras con padre, madre e hijo con TDAH… Como ves, para gustos hay variedades.
  • Personal:
    • Una de las consecuencias más limitantes del TDAH es la sensación constante de inseguridad. Esta mañana al despertar (31 de diciembre 2014) he visto en la televisión un programa de National Geographic que se llama Brain Games. Trataba sobre los hábitos y la tendencia del cerebro a trabajar con hábitos para simplificar los procesos neurológicos.
      • Una de las explicaciones me ha parecido relevante para el TDAH. Dicen en el programa que para cada nuevo acto, el cerebro crea una nueva vía, mientras que para las conocidas, ya las tiene creadas. Esto te puede dar una idea de lo complicado que es para alguien con TDAH enfrentarse a las pequeñas decisiones del día a día. Cada situación se la plantea como nueva y tiene que crear una nueva vía de análisis cerebral.
      • Para vestirse con 8 prensas, hay más de 1500 opciones. Mientras cualquiera d nosotros tenemos un hábito muy concreto para esta situación (seguro que siempre te vistes igual) una persona con TDAH tiene que plantearse en ese proceso todas las posibles opciones y elegir casa vez, todos los días…
    • Esto provoca tal inseguridad que uno no confía en si mismo ni en sus decisiones, por lo tanto, se acaba con cualquier pequeño nivel de autoestima que pueda tener.
  • Social:
    • La inseguridad descrita antes, la inquietud motora de los niños pequeños y la impulsividad de los adolescentes les provocan importantes conflictos en las relaciones sociales con sus iguales, es decir, con los de su edad. Peso además, les crea una mala percepción en su entorno social (padres de otros niños, profesores…) con lo que desde pequeño se van ganando un fama complicada.
    • Esto también pasa con los adultos. Los “inatentos” pasan desapercibidos en muchas ocasiones pero los que tenéis inquietud o impulsividad podéis tener problemas con el jefe, discusiones con la pareja o los hijos, problemas para mantener las relaciones de amistad…

Y en los adultos para que hablar más. Tienes información  en mi artículo sobre “El Déficit de Atención en los Adultos

¿Cómo debo usarlo? ¿Qué cantidad?

Hay diferentes dosis de elvanse y la forma de tomarlo y la pauta depende de las características de cada persona. Para valorar cada situación hay que evaluar a cada paciente y eso ya hay que hacerlo en la consulta. Eso sí, es la primera medicación que tiene unos efectos de 13 horas de duración y que además se puede disolver en agua. Este es un avance muy importante para los niños pequeños o para todo el que no pueda tragar una cápsula completa.

Dosis de ElvanseAdministración Elvanse

¿Cuánto tiempo tiene que estar tomándolo mi hijo? ¿Y yo?

Esta es una pregunta hecha por todos los padres pero a la que nadie te pueda responder con una cifra concreta. Y el que lo haga, te está mintiendo. Si te puedo decir que tendrán que ser años y cuantos dependerá de la evolución de cada persona.

Esto de la duración a mí no me preocupa ni lo más mínimo. tu mismo vas a saber si tu hijo necesita seguir tomando el tratamiento o no. Juntos seguiremos la evolución y tomaremos las decisiones necesarias.

¿Todos los días?

 Esto tiene una respuesta clara, corta y sencilla. Por supuesto que sí.

Una persona tiene TDAH desde que se levanta hasta que se acuesta y aveces además, lo sufre por la noche porque le da problemas para dormir. Con esto te quiero decir, que en ningún sitio, ni muchos menos en la guía oficial de tratamiento del TDAH pone que haya que dejar de tomar el tratamiento en vacaciones, fines de semana ni fiestas de guardar.

Hay que mantener el tratamiento de forma continua hasta que se plantee la posibilidad de la retirada. De esta forma evitas muchas dificultades.

Resumen

  1. Ponte en manos de Expertos en TDAH
  2. Que te expliquen bien todos los detalles del TDAH y el tratamiento
  3. Ojo con lo que escribe la gente en internet
  4. Las asociaciones te pueden ayudar mucho
  5. Desde el corazón te digo, no vivas el TDAH como un drama existencial. Evidentemente da muchos problemas, pero el diagnóstico es el primer paso para el inicio de la solución. Mucho ánimo y cuenta conmigo.

Si te ha parecido interesante puedes compartirlo en Facebook, Twitter, Google…

Si quieres recibir todos mis artículos puedes suscribirte dejando tu mail en la barra lateral

Puedes echarles un vistazo en mi web

Si además quieres tener consulta conmigo puedes hacerlo de forma presencial a través del 682 651 047 o hacerlo on line en Qoolife

About the author

elneuropediatraManuel Antonio Fernández Quiero ayudarte a Convertirse en Especialista en la Salud de los Que Más Quieres

El Déficit de Atención en los Adultos es uno de los grandes desconocidos por padres, educadores y profesionales de la salud. 

El Déficit de Atención en los Adultos puede ser muy fácil o muy difícil de detectar. Si alguna vez te has preguntado si puedes tener un problema de Déficit de Atención del Adulto, te aseguro que después de leer este artículo acabarás por tenerlo claro.

¿Es frecuente el Déficit de Atención en los Adultos

Pues realmente nos sorprendería saber lo frecuente que es, ya que llega a afectar hasta al 4% de las personas superando a otros problemas tan conocidos coma migraña o la epilepsia.

¿Qué síntomas produce el Déficit de Atención en los Adultos?

A medida que los niños crecen va cambiando la forma de presentación, es decir, los síntomas. Esto hace que tanto para uno mismo como para los médicos, pueda resultar complicado y confuso detectarlo. Os hago un resumen de todos:

  • Falta de atención o dificultades de concentración
  • Exceso de actividad, nerviosismo, inquietud
  • Impulsividad, impaciencia, aceleración
  • Actividad mental incesante (distracción)
  • Inestabilidad/disregulación emocional
  • Baja tolerancia a la frustración, no se tolera un “no”, un error o un fracaso
  • Autoestima baja

En un segundo apartado os cuento las consecuencias que en caso de ser grave, puede provocar en nuestro comportamiento diario:

  • Mala organización (“no haces planes con antelación”)
  • Olvidos (“no acudes a citas, olvidas cosas”)
  • Procrastinación (“empiezas proyectos pero no puedes completarlos”)
  • Problemas de gestión del tiempo (“siempre vas tarde”)
  • Cambios prematuros de actividades (“empieza algo pero luego te distraes fácilmente por cualquier otra cosa”)
  • Decisiones impulsivas (especialmente en relación con los gastos, la aceptación de proyectos, viajes, trabajos o planes sociales, pareja o relaciones sexuales)
  • Delitos (relacionados con la velocidad, las drogas ilegales)
  • Inestabilidad laboral y en las relaciones de pareja.

¿Qué problemas provoca el Déficit de Atención en los Adultos?

Los problemas pueden ser muy variados en la vida de las personas que los padecen. Aunque muchas veces pensamos que todos somos despistados, hay casos de gran importancia que limitan mucho la vida de las personas que padecen Déficit de Atención. Os ponemos algunos ejemplos.

A nivel sanitario

  • 33% más de visitas al servicio de urgencias1
  • 10 veces más visitas ambulatorias2
  • 5 veces más solicitudes de prescripciones para pacientes ambulatorios
  • 3 veces más ingresos hospitalarios
  • 2–4 veces más accidentes de tráfico

Educación y empleo

  • Menor ocupación
  • ­Aumento del ausentismo y los costes de pérdidas de producción laboral
  • Malas notas por problemas de aptitud
  • Incumplimiento de plazos y extravíos frecuentes
  • Impuntualidad en el trabajo/citas

Familia

  • Tendencia a las crisis nerviosas
  • Desmoralización por el fracaso continuo
  • Baja autoestima
  • Rutinas familiares y personales más caóticas
  • Tasa superior de divorcios/separaciones parentales

Sociedad

  • Dificultades para hacer/mantener amistades
  • Problemas para escuchar y habilidades sociales inadecuadas
  • Facilidad para enfadarse/ser verbalmente ofensivo en los enfados
  • Mala gestión de la economía
  • Trastornos relacionados con el consumo de sustancias: 2 veces más riesgo11 e inicio más temprano
  • Menor probabilidad de dejar de fumar

¿Cómo se diagnostica el Déficit de Atención en los Adultos?

La manera de diagnosticar el Déficit de Atención en los Adultos es muy dependiente de la experiencia del profesional sanitario que te atiende. No vale cualquiera para hacer este diagnóstico. Nuestro grupo y yo a la cabeza llevamos muchos años dedicándonos a la evaluación y tratamiento del Déficit de Atención a cualquier edad y son ya miles de pacientes atendidos.

Además, contamos con formación de alto nivel que nos ha hecho capaces de ser Expertos en TDAH y formar parte de los principales comités de trabajo e investigación en las diferentes sociedades nacionales e internacionales.

Esto nos ha permitido desarrollar un método específico y personalizado que en el menos tiempo posible y a un precio razonable puede darte un respuesta clara, definitiva y sin fisuras sobre el diagnóstico del Déficit de Atención en los Adultos y en todas las edades.

¿Que pruebas se realizan?

Pues además de una entrevista con el paciente y su familia, usamos las ultimas tecnologías (Realidad Virtual, Genética…) para completar todas las opciones de diagnóstico. Los avances en este campo son revolucionarios. Podéis tener información sobre ellos y nuestros resultados.

¿Sirven los mismo tratamientos que se usan para los niños?

Claro que sí. Hablando de tratamiento farmacológico se refiere por supuesto. En otros aspectos puede ser diferente. Un adulto no requiere Pedagogo para estudiar pero si puede requerir ayuda anivel psicológico para mejorar su autoestima, mejorar las relaciones de pareja…

En relación al tratamiento farmacológico, si que las opciones son las mismas que para los más pequeños. Eso si, hay que usar unas dosis mayores si queremos conseguir algún resultado. En eso somos unos auténticos especialistas, pero además contamos con metodología novedosa para conseguir abarcar todas las necesidades de la persona con Déficit de Atención (estimulación cognitiva, psicología….

¿Qué puedo esperar del tratamiento?

Pues el tratamiento farmacológico te permite una mejoría rápida de los síntomas  para que de esa manera, seas capaz de aprovecha todo tu potencial personal.

Fuente: http://elneuropediatra.es/el-deficit-de-atencion-en-los-adultos/

Anuncios

LA VIDA CON TDAH

Publicado: 14 enero, 2015 en Sin categoría

LOS SECRETOS DEL CEREBRO CON TDAH fuente: http://mistdahfavoritas.blogspot.com.es/2014/01/los-secretos-del-cerebro-con-tdah.html

Anteriormente, en el post “El sistema neurológico basado en intereses” (23 de mayo de 2013), ya vimos algunos de los aspectos típicos del funcionamiento del cerebro con TDAH. Sin embargo, estos no serían exactamente el resultado de un sistema nervioso dañado o defectuoso, sino de un sistema neurológico que sigue un conjunto propio de reglas. En esta ocasión, continuamos analizando por qué las personas con TDAH actúan como lo hacen.

LA VIDA CON TDAH

Las personas con TDAH siempre han sabido que son  diferentes, que no encajan en el molde común. Sin embargo, se les exige que sean, que se comporten y que rindan como todos los demás. El principal obstáculo para la comprensión de TDAH ha sido suponer incorrectamente que las personas con TDAH pueden y deben ser como el resto de personas sin el trastorno, es decir, como las personas neurotípicas.

ESE DESAFÍO LLAMADO TIEMPO

Las personas con TDAH tienen dificultades para gestionar y controlar el paso del tiempo, es decir, para percibirlo de manera fiable. Para las personas con TDAH todos los acontecimientos ocurren en el presente. El pasado ya no está y el futuro es desconocido. El 85% de las personas con TDAH no usa reloj. Para ellos/as, el tiempo  es una abstracción sin sentido que no son capaces de dominar. Además, también tienen dificultades para manejar parámetros como orden y prioridad (qué es lo que debe hacerse en primer lugar y cuál es el siguiente paso), Todos estos conceptos se relacionan con las funciones de la memoria de trabajo, que, como decimos, cuando hay TDAH sigue otras normas.

EL TDAH NO ENCAJA EN UN MUNDO LINEAL

El mundo en el TDAH es curvilíneo, no sigue una linealidad (sucesión de pasos ordenados que relacionan los acontecimientos ocurridos en el tiempo). En el TDAH no se diferencia pasado, presente y futuro. Todo es ahora. Tener TDAH es vivir en un presente permanente con una acentuada dificultad para aprender del pasado, de la experiencia, o para prever las consecuencias de sus acciones en el futuro. A esto debemos añadir la impulsividad propia del TDAH (“actuar sin pensar”).

PROBLEMAS PARA LLEGAR DE LA A a la Z

Las personas con TDAH no son buenas con el orden y tampoco con la planificación, por lo que no les resulta fácil dividir una tarea en pasos para realizarla siguiendo un orden de manera secuenciada.

En el mundo neurotípico, las tareas tienen un principio, un medio y un fin. Las personas con TDAH no saben ni dónde ni cómo empezar, ya que no pueden encontrar el principio. Saltan en medio de una tarea y trabajan en todas direcciones al mismo tiempo.

El orden se convierte en una tarea insostenible cuando hay TDAH, porque los sistemas de organización del trabajo se basan en funciones como la planificación, linealidad (o sucesión de pasos ordenados), ordenamiento temporal, medición del tiempo y prioridad. Esto implica dificultades para relacionar el ayer, el hoy y el mañana o para relacionar antecedentes y consecuencias en relación con la actuación presente.

De la misma manera, la atención selectiva, que en las personas neurotípicas actúa como un filtro que selecciona la información importante para la actividad que se está realizando, ignorando a su vez todo lo que es irrelevante en ese momento, no actúa así en las personas con TDAH.

Todos estos factores son esenciales para la consecución de objetivos y metas e imposibilitan que en la mayoría de las ocasiones las personas con TDAH finalicen sus tareas con éxito.

SATURACIÓN: DIFICULTAD PARA IGNORAR LO IRRELEVANTE

Las personas con TDAH viven la vida con mayor intensidad que las personas neurotípicas. El sistema nervioso de la persona con TDAH necesita verse involucrado en algo muy interesante y desafiante para empezar a actuar y conseguir concentrarse. Su atención nunca implica déficit sino que, por el contrario, siempre es excesiva, constantemente ocupada, atendiendo a muchos estímulos a la vez, ya sean internos o externos. Cuando las personas con TDAH no están hiperfocalizadas, hiperconcentradas en algo que realmente les gusta y les resulta interesante, tienen demasiadas cosas en su cabeza reclamando atención al mismo tiempo, como si fueran diferentes personas hablándoles simultáneamente y todas demandando su atención a la vez. El resultado es que no consiguen hacer nada bien porque no pueden concentrarse en una sola cosa, al no ser capaces de ignorar los estímulos que no son relevantes en ese momento y que están recibiendo de manera continua.

DIFICULTAD PARA ALCANZAR LOS OBJETIVOS

Es desconcertante la habilidad intermitente que tienen las personas con TDAH para ser superhombres cuando algo les interesa y la incapacidad para iniciar y finalizar aquellos proyectos que les resultan aburridos. Como consecuencia en estas personas surgen sentimientos de inseguridad e incertidumbre, dudas sobre sus capacidades, vergüenza y baja autoestima a la hora de poder alcanzar los resultados que se esperan de ellos/as. Su sistema neurológico no genera la automotivación interna que nos lleva a conseguir los objetivos y necesitan de alicientes externos para motivarse y alcanzar las metas.

UN MOTOR SIEMPRE EN FUNCIONAMIENTO

Cuando los niños y niñas con TDAH alcanzan la adolescencia, la hiperactividad física se interioriza y, aunque en parte se oculta, sigue estando ahí, en forma de inquietud interna más o menos intensa, afectando aún la capacidad de escuchar a los demás, de mantenerse callado o de relajarse lo suficiente como para quedarse dormido, por ejemplo.

Incluso cuando el adulto con TDAH toma medicación no siempre es capaz de permanecer calmado y de controlar su inquietud, si bien, en la adolescencia, pueden haber adquirido las habilidades sociales para disimularla o expresarla de otras formas.

PUEDEN SER PRODUCTIVOS EN MOMENTOS DE CRISIS O ESTRÉS

En ocasiones, cuando la persona con TDAH está sometida a mucha presión y/ o estrés es capaz de realizar una gran cantidad de trabajo en poco tiempo. Estos “maestros y maestras del desastre” con TDAH pueden manejar una crisis con facilidad en esos momentos, aunque por poco tiempo, pues su productividad suele volver a ser escasa e ineficaz cuando la presión se aminora y se integran de nuevo en la rutina.  Y es que estas personas usan la ira o el estrés para obtener la descarga de adrenalina que necesitan para ser productivos. Sin embargo, pagan un precio muy alto si estos métodos (presión, situaciones límite, estrés, ira,…) son utilizados con frecuencia para aumentar su productividad, ya que terminan sufriendo de manera crónica estados de ansiedad, depresión, preocupación, frustración, culpa, trastornos de la personalidad, etc.

BUSCANDO EN LA MEMORIA

La memoria de una persona con TDAH es como una biblioteca inmensa y desorganizada. Contiene montones de información en fragmentos, pero no tiene los libros enteros. La información existe en muchas formas -como artículos, videos, clips de audio, páginas de internet-, pero no hay ningún catálogo de fichas para localizarla.

Cada persona con TDAH tiene su propia forma de almacenar esa enorme cantidad de material. Los elementos importantes (que no tienen que ser importantes para otra persona) no tienen un lugar fijo o están completamente escondidos en la memoria de una persona con TDAH porque la información y los recuerdos que están fuera de del alcance de su  vista son invisibles.

Su mente es un ordenador con una memoria RAM ineficaz en la gestión de la información del disco duro. Si bien la información que necesitan está en su memoria, es muy frecuente que no puedan localizarla o acceder a ella cuando la necesitan.

Por otra parte, su dificultad para ignorar elementos irrelevantes sobrecarga su memoria con menudencias de la vida cotidiana, dejando muy poco espacio para los nuevos pensamientos y los recuerdos, por lo que algo tiene que ser descartado u olvidado para conseguir espacio para la nueva información.

NO TIENEN UNA PERCEPCIÓN CLARA DE SÍ MISMOS

Las personas con TDAH tienen poca conciencia de sí mismas. Mientras que son capaces de evaluar perfectamente las acciones de los otros, el promedio de personas con TDAH tienen dificultad para evaluar su propia conducta y rectificar cuando no lo hacen bien, lo que suele deteriorar, sobre todo, sus relaciones sociales. La vulnerabilidad de las personas con TDAH a la retroalimentación negativa de los demás y la falta de capacidad de observarse a sí mismos forman una mezcla extraña, impidiendo que se formen un autoconcepto  (imagen que la persona tiene de sí misma) realista.

Las personas neurotípicas malinterpretan estas dificultades en su conducta, calificándolas de insensibles, narcisistas, indiferentes, o socialmente ineptos/as.

FUENTE

http://www.additudemag.com/slideshow/36/slide-1.html?utm_source=eletter&utm_medium=email&utm_campaign=December

TRADUCIDO POR Gloria López

: http://vivircontdah.blogspot.com.es/2015/01/la-vida-con-tdah.html?spref=fb

Publicado: 8 enero, 2015 en Sin categoría
Publicado el 7 de ene. de 2015

Hablamos con los expertos durante la XII Jornada TDAH (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad) organizada por la Fundación Educación Activa con la colaboración de Fundación Mapfre. Durante la jornada entrevistamos a Dr. Javier Quintero,(Jefe de Psiquiatría del Hospital Infanta Leonor de Madrid), José Ramón Gamo (Director Técnico de Centro Cade) Dr. Timothy Wilens (Jefe de Psiquiatría Infantil Hosp. Massachusetts), Fernando Garrido (Director de Acción Social Fundación Mapfre) y Fátima Guzmán ( Fundadora de la Fundación Educación Activa) 
Madrid, 11 de diciembre de 2014. Hospital Clínico San Carlos de Madrid.